info@helenadiez.com
✆ 610 009 454
info@helenadiez.com
✆ 610 009 454

TODO VA A SALIR BIEN...

  

   Y allá que va, la frasecita.

  • “Tranquil@, todo va a salir bien” y yo añado: “O no”.

  ¿Cuántas veces te han dicho esta frase en tu vida? O por el contrario, ¿cuántas veces se la has dicho tú a alguien?. 

   A mí, sinceramente lejos de tranquilizarme, esta frase me suena a palmadita en la espalda, y las palmaditas en la espalda no me gustan nada.

   Tenemos que tener mucho cuidado cuando nos ponemos frente a una persona que lo está pasando mal, ojo con los consejos y las afirmaciones que les decimos porque cuando pasamos por malos momentos, nos agarramos a “clavos ardiendo” y cualquier cosa la tomamos como buena.

   ¿Cómo que todo va a salir bien? ¿Tienes una bola de cristal?. Nadie sabe lo que va a pasar ni lo que no, porque por suerte o por desgracia la vida no depende en la totalidad de nosotros mismos, hay que contar con los factores externos.

   ¿Qué os parece si en vez de dar ciertos consejos o tranquilizar con frases vacías nos ponemos frente a esa persona y la escuchamos?.

   Muchas veces se trata solo de eso, de escuchar. De prestar atención plena a lo que la otra persona te está contando, y  mostrarte lo más aséptic@ posible en cuanto a reacciones, que en esos momentos la persona lo que  necesita es  desahogarse, sentirse arropada, sentirse acompañada.

   Y una vez que la persona está más tranquila. ¿Qué tal si la invitamos y ayudamos a buscar soluciones a su problema?. Soluciones realistas, que muchas pueden ser dolorosas, pero hay que ser realistas y sincer@s, por lo menos es lo que a mí me gusta, la sinceridad, aunque de primeras duela o escueza.

   Y ¡Ojo! Muy importante, no restemos importancia a los problemas de los demás, porque lo que para ti puede ser una tontería, para la otra persona puede no serlo tanto. Respeto.

   Lo que quiero decir con esto, es que hay que tener mucho cuidado con las palabras y los consejos que damos a la gente,  que muchas veces con solo escuchar hacemos mucho bien.

   Piensa que si la otra persona ha contado contigo es porque realmente confía en ti. Ponte en su lugar y empatiza con ella.

   Y tú,  cuando estás mal o necesitas a alguien, ¿A quién acudes?. Porque muchas veces consciente o inconscientemente, vamos a pedir ayuda a gente que sabemos que nos va a decir lo que queremos oir, y esto señoras y señores, por H o por B o por JB, es no querer enfrentarnos a nuestros problemas. Y eso sí que no nos ayuda nada.

   Cojamos el problema de frente, aunque duela, aunque escueza porque todo lo demás son parches, y una carretera mal asfaltada y llena de parches, no es nada cómoda, y puede que llegues a destino en perfectas condiciones, pero que vas a ir más rápido y seguro por una carretera limpia y bien lisa, también.

   Yo de mi vocabulario ya he borrado la frasecita, y cuando no sé qué decir, prefiero guardar silencio a lanzar frases vacías o palabras a destiempo.

  

 

      

  

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies