info@helenadiez.com
✆ 610 009 454
info@helenadiez.com
✆ 610 009 454

AGRADECE Y TE

  ¿Te has parado a pensar cuántas veces al día das las gracias por algo a alguien? Cuéntalas por curiosidad.

   Yo me puse a contar un día y perdí la cuenta. Me cansé de contar. Cada vez que colgaba una llamada; “adiós y gracias”,  si me abrían una puerta para pasar; “muchas gracias”, si me decían algo bonito ¡Oh gracias!….e incluso ahora cuando termino de contestar un mail; “Mil gracias”. No una ¿eh? ¡MIL!

   Y entonces me di cuenta de que utilizamos la palabra gracias casi por costumbrismo, por educación.

   Pero detrás de la palabra gracias hay algo más grande. Hay estudios que demuestran que la gratitud nos hace tener una mejor autoestima, ya que, nos hace valorarnos, ayuda a afrontar el estrés, mejora nuestras relaciones sociales… todo son ventajas a nivel emocional, mental y físico, y todas estas ventajas nos llevan a estar más felices.

   Yo empecé a practicar la gratitud por probar. Total, mal no me iba a hacer…  Y cada día agradecía a la mañana, cuando me levantaba, todo lo material que tengo, que no está mal hacerlo, pero hay millones de cosas pequeñas no materiales de las cuales también tengo que estar agradecida. Para empezar despertarme cada mañana ya es motivo de agradecimiento.  ¡Abrir un grifo y que salga agua! Parece una tontería pero en muchos lugares del mundo es un lujo. Y así con muchísimas cosas más, que parecen pequeñas y son muy grandes.

   Pero quedaba lo mejor, agradecer-ME. Agradecerme a mí por todo lo que hago, por todo lo que aporto, por todo lo que consigo, por cómo soy y por muchas cosas más. Estamos acostumbrados a agradecer a los demás, pero ¿y nosotr@s? ¿Por qué no darnos las gracias a nosotr@s mismos? ¿Por qué no ponernos en valor? Si tod@s tenemos mucho por lo que agradecernos y valorarnos.

   Otra cosa muy importante es que no solo hay que agradecer todo lo bueno que tenemos y lo que somos, yo doy las gracias también a lo negativo, a experiencias pasadas que he vivido y a las que vendrán porque esos momentos negativos han formado parte de mi aprendizaje y además es una buena forma de estar bien contigo mism@.

   Muchas veces me han preguntado:

  • Si pudieras ¿cambiarías algo de tu vida?

   Mi respuesta es siempre rotunda:

  • ¡NO! Al contrario, me quedo con todo. Por dos razones, la primera porque todas las experiencias que yo he elegido y me han salido mal, cuando las hice, es porque estaba segura de que era lo que quería hacer. Y lo segundo, porque todas esas experiencias me han servido de tanto…. ¡Que me quedo con todas!

   Realmente practicar la gratitud “consciente”, no por educación, me ha ayudado a sentirme mejor en muchas ocasiones, a valorarme y por lo tanto a ser más feliz.

   Y tú… ¿Agradeces? ¿TE agradeces? Haz la prueba, si al principio te cuesta, un buen momento es la noche, antes de acostarte, coge papel y boli y escribe tres cosas o motivos por los que estés agradecido, al principio igual solo te salen dos pero con el tiempo la lista cada vez se hará más larga y empezarás a sentirte mejor. Te lo aseguro, esto funciona.

“DESARROLLA UNA ACTITUD DE GRATITUD Y DA LAS GRACIAS POR TODO LO QUE SUCEDE, SABIENDO QUE CADA PASO ES UN PASO ADELANTE, UN PASO HACIA EL LOGRO DE ALGO MAS GRANDE Y MEJOR QUE TU SITUACIÓN ACTUAL”

-BRIAN TRACY-

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies