info@helenadiez.com
✆ 610 009 454
info@helenadiez.com
✆ 610 009 454

¡SUELTA!

     ¿Te suena la frase “Es mi punto débil”? me refiero al tema físico.

   Cuántas veces te has visto en una conversación hablando con amigas o incluso con el médico y sale esa frase. 

  • Uf, otra vez tengo mal el estómago, lo tengo como revuelto… es que es mi punto débil

      O…

  • Madre mía ¿otra vez con dolor de garganta? No terminas de quitarlo
  • Sí es que es mi punto débil…pero no llega a ser dolor, tengo ahí como un nudo.

(Pon aquí lo que quieras estoy segura de que tienes un “punto débil”)

   Bien, pues quería comentaros que esos dolores (siempre y cuando no sean patológicos claro) muchas veces tienen que ver con las emociones, sí sí, con las emociones, has leído bien.

   Y ahora puedes estar pensando… ¿qué dice esta chica? Perfecto, me gusta. Sigue leyendo.

   Pues digo que las emociones que reprimimos, que no decimos que no nos permitimos sentir por algún sitio tienen que salir, y salen de manera física.

   A veces no decimos lo que sentimos por vergüenza, parece que llorar delante de la gente es mostrar debilidad, o tener miedo de algo y expresarlo es motivo de vergüenza… Cuántas veces nos han dicho de pequeños “No hay que tener miedo” ¿Por qué no? Es una emoción y el miedo nos ayuda a sobrevivir.

   O… “Llorar es de niños pequeños” ¡Anda, y de mayores! Y lo bien que te quedas después de llorar…

   O… No hemos dicho al jefe algo que nos parece mal por no tener un “encontronazo” con él y luego te vas a casa y no paras de darle vuelta al asunto. Y puede que ni duermas, pero aún así, al día siguiente, sigues sin expresar tu desacuerdo con él.

   El “nudo en la garganta” tiene que ver con deseos o necesidades que no nos atrevemos a expresar.

   Pero si nos expresamos correctamente y sin herir a la otra persona no pasa nada. Asertividad señores. Si eres asertivo en la comunicación, a la otra persona le va a llegar de manera correcta tu mensaje. Las cosas bien dichas, bien entendidas. Pero no os lo calléis.

   El “estómago revuelto”. El 70 % de los trastornos gástricos va relacionado con el estrés. Algo nos está costando digerir. Algo emocional, y cuanto más vueltas le demos peor. Piensa qué te está estresando en ese momento y ponte a ello. Soluciónalo cuanto antes.

   Y hay muchos más ejemplos, seguro que tú tienes el tuyo propio.

   Con esto solo quiero deciros que soltéis amigos, que os permitáis sentir, que expreséis sin miedo y sin vergüenza, que no hay nada de malo en vivir las emociones, que hay que vivirlas, las buenas y las que nos parecen menos buenas, que todas están ahí para enseñarnos algo y que pudiendo estar bien ¿para qué estar mal?

   Y si necesitas ayuda ¡pídela! Que para eso estamos, para ayudar. Tanto los Coach como cualquier otro profesional, que los hay muy buenos.  

-Empieza a soltar y ya me cuentas.-

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies